¿Cómo me cambió la maternidad?

Dra. Marianela Camacho Aguilar
Código 1848000
Cirujana Dentista
Terapias Alternativas Odontológicas
CLINICA VITALITY

Hola a todos quiero contarles un poco sobre mi historia de vida maternal.

Nunca había sentido una alegría tan grande al saber que iba a ser madre de tres pequeños.

Desde aquel momento ya no eres igual, tu vida empieza a dar un giro y se focaliza en este pequeño o pequeños seres que llevas, ¿verdad que sí?

Dicen que la habilidad fomenta un montón de habilidades y se hace más fuerte, capaz de cualquier cosa. Todo lo molesto o doloroso que pasas en un parto se va como por arte de magia.

Es en este punto donde reaccioné y me encontré por un momento con mí ser. Siempre tuve un estricto control en mi embarazo por ser de alto riesgo y tuve un plan alimenticio especial. Durante un breve lapso pensé "he ganado 34 kilos". Respire y lo tomé con calma. Yo sé que el embarazo y la maternidad como dije cambian tu vida, pero estaba decidida a llenarlo de todo lo bueno y positivo y disfrutar al 100% mis tesoros. Pero eso si tenía que recuperar el peso ganado. Otra prueba más venía, de dónde y cómo lo iba a hacer si no iba a tener tiempo.

Pues sí, el tiempo lo buscas tú y tengo herramientas a mi favor, era hora de ponerlas a prueba en mí. Sé ponerme como paciente del Centro Medico y Spa Vitality donde trabajo. Ponerme nuevamente en plan alimenticio con la nutricionista del centro, tener paciencia y avanzar poco a poco sin perder la esperanza. Luego de 5 meses inicié tratamientos reductivos como vendas frías y ultra cavitaciones.

Estando en el papel de paciente veo que todo el esfuerzo, perseverancia y paciencia son la clave para tener éxito en los tratamientos. Todo lo queremos ya y que todo lo que nos hagan sea mágico. Pero en mí misma descubrí que si te propones algo lo puedes lograr, tirar todo a la borda es fácil y rápido, darse por vencida también, pero el educarse y no engañarse es lo primordial.

Quedan marcas en tu cuerpo que nunca podrás borrar, que te recuerdan todos los días lo grande que es Dios, pero se vuelven bellas, lo único que logré fue deshacerme del peso ganado y subir mi autoestima sintiéndome bien, y porque no ... también lo tienes bien merecido, no debes ser egoísta contigo misma, también tienes derecho a sentirte y verte bien.

Las herramientas están y te garantizo que si te lo propones lo lográs! Te lo digo yo ni te imaginas mi vientre con tres bebes!